La iglesia de Santa Ana, la iglesia de San Francisco de Asís y el Jardín de los Bernardinos forman parte de mi rincón favorito de la ciudad de Vilna. Me gusta esta zona de la ciudad que es especialmente tranquila.

La iglesia de Santa Ana

Es de estilo gótico tardío y se ha conservado prácticamente intacta desde hace 500 años. En la fachada principal de la iglesia se pueden leer las letras A y M que podrían ser las iniciales de Ana Mater Maria o Ave Maria. La fachada es un encaje de ladrillo. El interior es sobrio, con coloridas vidrieras. Junto a la iglesia, destaca el campanario que se construyó en el siglo XIX.

La iglesia de San Francisco de Asís

Situada dentro del Monasterio San Bernardino, de estilo gótico, fue utilizada como almacén durante la ocupación soviética. Se organizan visitas guiadas previa reserva en lituano, ruso e inglés. Hay dos tipos de visitas, una corta y una larga, que incluye la subida a la torre sureste (75 escalones), a 17 metros de altura, para admirar la ciudad, el castillo de Gediminas, las iglesias del Casco Viejo y las Tres Cruces.

Jardín de los Bernardinos

Está situado entre la colina Gediminas, el arroyo Vilnele y el Monasterio de los Bernardinos. Destacan el huerto de los monjes Bernardinos con plantas medicinales y hierbas aromáticas, y la música de la fuente que suena cada quince minutos de 19 a 22 horas, durante la semana, y desde las 12 hasta las 21 horas los fines de semana y los festivos.

Dirección Maironio g.

Cómo llegar:

  • Autobús: 10, 33, 89, 102N

Para más información sobre la Iglesia de San Francisco de Asís y el Jardín de los Bernardinos.

Otros blogs relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros. Para seguir navegando, por favor, acepta el uso de estas cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar