Día 1

Estrasburgo es la capital de la región de Alsacia, y además alberga Instituciones Internacionales.

Comenzamos nuestra visita en la Catedral de Notre-Dame, obra maestra de la arquitectura medieval que mezcla el estilo románico, en su ábside y crucero, con el estilo gótico, de su nave y fachada. Su aguja, de 143 metros, fue la más alta de Occidente durante mucho tiempo. Merece la pena subir una escalera de caracol de 332 escalones que conduce a la plataforma de la Catedral donde las vistas de la ciudad son magníficas.

También destaca el Reloj Astronómico, obra del Renacimiento, que nace de la colaboración de escultores, pintores, matemáticos y relojeros. El mecanismo actual data de 1842.

La entrada no se puede comprar por adelantado, se adquiere en la caja de la puerta Saint Michel a partir de las 11.20 horas. Todos los días, excepto los domingos, se proyecta un vídeo a las 12 y a las 12.30 tiene lugar el desfile de los 12 Apóstoles.

En la plaza de la Catedral encontramos la Casa Hammerzell. El nombre se lo debe al que fue su propietario, el tendero Hammerzell, en el siglo XIX. Debe su aspecto actual al quesero Martin Braun, quien conservó la planta baja de piedra y construyó tres pisos voladizos y un desván de tres niveles. Actualmente alberga un restaurante y un hotel.

Continuamos nuestro recorrido hasta la Petite France, antiguo barrio de pescadores, curtidores y molineros que vivían junto al agua. Las casas con entramados de madera y tejados inclinados abiertos donde los curtidores ponían las pieles a secar, datan de los siglos XVI y XVII.

Tomamos el Quai de la Petite France hasta los Puentes Cubiertos, cuatro torres del siglo XIV. Nuestra siguiente parada, a escasos metros es la Presa Vauban, que cuenta con una terraza panorámica desde donde se puede disfrutar de la ciudad y sus canales.

Seguimos hasta la Iglesia de Santo Tomás, iglesia protestante de arte gótico alsaciano. Y terminamos nuestra visita en el Museo Alsaciano, de arte popular que muestra la vida alsaciana tradicional: mobiliario, trajes, cerámica y juguetes.

Día 2

El segundo día en Estrasburgo empezamos en la Plaza de la República. Desde ahí nos dirigimos a la Iglesia de San Pedro el Joven, iglesia protestante de estilo gótico. Destacan los frescos del siglo XIV y el claustro con columnas del siglo XI.

Después nos adentramos en el barrio Imperial o Alemán, Neustadt, que surge como consecuencia de la ampliación de la ciudad en 1880, que da paso a grandes avenidas y plazas, edificios públicos y casas privadas que muestran el gusto por el eclecticismo histórico. En el número 10 de la rue du Général Rapp se encuentra la Casa Egipcia.

A continuación atravesamos el parque Contades y nos dirigimos al Parlamento Europeo, un edificio mayoritariamente de cristal que se puede visitar. La ciudad cuenta además con otras instituciones internacionales, como el Consejo de Europa y el Tribunal Europeo de Derechos del Hombre.

Nuestra siguiente parada es el Parque de Orangerie, el parque más antiguo de la ciudad. En él podemos disfrutar del lago donde se puede pasear en canoa, el Pabellón Joséphine con exposiciones temporales y la Buerehiesel, una casa con entramados de madera, reconvertida actualmente en restaurante.

Finalizamos la visita a la ciudad de Estrasburgo en el Jardín Botánico de la Universidad que data de 1884.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Para seguir navegando, por favor, acepta el uso de estas cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar