A la hora de comer en Australia hay que saber que su gastronomía tiene influencia de la cocina de los aborígenes australianos, conocida como “bush tucker”, de la cocina de los colonizadores británicos, y de los inmigrantes que llegaron tras la Primera Guerra Mundial.

Por todo el país encontrarás gran variedad de restaurantes, con todo tipo de comida. Si tienes oportunidad, prueba el pescado blanco barramundi, la carne de canguro, de emú, y de cocodrilo. Saborea dos de sus postres más famosos, el Lamington, un bizcocho con salsa de chocolate y coco rallado, y la Pavlova, una tarta a base de merengue, crema y fruta fresca.

Además de la comida, en Australia puedes disfrutar de su vino, uno de los mejores del mundo. Australia cuenta con muchas zonas vinícolas a lo largo de su extenso territorio. La bodega Seppeltsfield, en el Valle Barossa, a una hora en coche desde Adelaida, es la única del mundo que lanza un vino de 100 años cada año. En el Valle McLaren, al sur de Adelaida, encontramos d’Arenberg Cube, un edificio de cinco pisos en vidrio templado, situado entre viñedos, que se asemeja a un cubo de Rubik.

Los australianos aman la cerveza. El país tiene más de 500 pequeñas fábricas artesanales.

“Enjoy your meal” – Buen provecho!

Utilizamos cookies propias y de terceros. Para seguir navegando, por favor, acepta el uso de estas cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar