Mi rincón favorito de Argentina son las Cataratas del Iguazú. Son más de 270 saltos de agua en la selva Paranaense, situados a 17 km de la desembocadura del río Iguazú entre Argentina, Brasil y Paraguay. Se formaron como resultado de una erupción volcánica. Las cataratas tienen una anchura de 2,7 km y su altura varía entre 60 y 82 metros.

Me gusta su majestuosidad, la fuerza del agua en esta obra de la naturaleza. Si tu visita coincide con luna llena (cinco noches al mes), puedes disfrutar de las Cataratas a la luz de la luna. Hay tres pases, a las 19.45, a las 20.30 y a las 21.15 horas.

Con el tren ecológico de la selva (es eléctrico para cuidar el medioambiente) puedes acceder a los paseos Superior e Inferior y llegar hasta la Garganta del Diablo, el salto más caudaloso e impactante de las Cataratas.

Para disfrutar de las Cataratas del Iguazú, de la selva y la naturaleza lo mejor es estar dos días.

Para más información sobre el Parque Nacional Iguazú.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Para seguir navegando, por favor, acepta el uso de estas cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar