Una de las cosas que más me llamó la atención cuando visité Japón es la limpieza que hay por todas partes.

No hay papeleras en las calles, y sin embargo, no encuentras ni un papel, ni una colilla en el suelo.

Es extraordinario que un país con aproximadamente 127 millones de habitantes mantenga ese nivel de limpieza. ¿Cómo lo consiguen? Ya desde pequeños aprenden que la basura que se genera en los espacios públicos, se guarda en el bolsillo y se tira en casa.

Otra cosa que me dejó impactada sobre la limpieza en Japón es la pulcritud de los aseos públicos. No importa dónde se encuentren, todos están súper limpios.

¿Sabías que la mayoría de los inodoros son electrónicos y hacen las veces de bidé?

Tienen unas cuantas funciones, como levantar la tapa, lavado con agua y secado, asiento con calefacción, música. A veces es necesario un manual de instrucciones para saber cómo usarlos!

¡Cuánto tenemos que aprender de la cultura japonesa!

Si te gustó este blog, no dejes de leer

Utilizamos cookies propias y de terceros. Para seguir navegando, por favor, acepta el uso de estas cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar