Se dice que Francia es el país gastronómico por excelencia. Cada región tiene sus especialidades, y Estrasburgo no podía ser menos.

He aquí algunos de sus platos típicos, que se pueden degustar tanto en los restaurantes como en los winstubs, tabernas alsacianas de ambiente popular:

  • Baeckeoffe: guiso de cerdo, cordero y buey, con patata al vino blanco alsaciano y cubierto de pasta.
  • Bibeleskäs: queso blanco perfecto para acompañar las patatas salteadas.
  • Choucroute: col blanca rayada fermentada en salmuera que sirve de acompañamiento a la charcutería, como a la salchicha Knack.
  • Flammekeuche o tarta flambeada (mi favorito): pasta fina recubierta de nata, cebolla y chicharrón.
  • Fleischschneke: caracoles de carne preparados con picadillo y pasta.
  • Kougelhopf: brioche que se puede comer tanto en su versión dulce, con almendras y pasas, como en su versión salada, con chicharrones y nueces.
  • Männele: brioche en forma de hombre que se come en la festividad de Santa Claus.
  • Munster: queso de fuerte olor que se degusta tanto frío como caliente fundido sobre patatas.
  • Schnaps: aguardiente elaborado a partir de ciruelas, peras o frambuesas, que sirve de punto final en las comidas.
  • Wädele: codillo de cerdo que generalmente se sirve con choucroute.

No debe faltar la cerveza alsaciana, que viene elaborándose desde 1268!!

“Bon appétit” – Buen provecho!

Utilizamos cookies propias y de terceros. Para seguir navegando, por favor, acepta el uso de estas cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar