El Estado de la Ciudad del Vaticano surge tras la firma del Tratado de Letrán entre la Santa Sede e Italia, el 11 de febrero de 1929.

Situada en la orilla derecha del río Tíber, la Ciudad del Vaticano, es la residencia del Papa y ocupa 44 hectáreas. Debido a su pequeño tamaño, hay instituciones y oficinas de la Santa Sede que están situadas en edificios de la ciudad de Roma a los que se les confiere el nombre de “zonas extraterritoriales”.

En 1984 fue declarado Patrimonio Mundial cultural y natural por la UNESCO.

Algunas curiosidades

El Estado cuenta con algo más de 600 ciudadanos, y menos de la mitad viven en la Ciudad del Vaticano. Tiene su propia bandera, blanca y amarilla, su propio himno, su propia matrícula cuya abreviatura internacional es V, y su propia moneda y sellos postales

Los monumentos de la Ciudad del Vaticano son:

La Basílica de San Pedro

Levantada sobre la tumba del apóstol San Pedro. Está precedida por la Plaza de San Pedro, de forma circular y con doble columnata, rodeada de palacios y jardines. Tiene una capacidad para 20.000 personas. Destacan La Piedad de Miguel Ángel, la estatua de San Pedro en su trono, el Baldaquino obra de Bernini y la magnífica cúpula, de 136 metros de altura, e iniciada por Miguel Ángel.

Los Museos Vaticanos

Albergan la mayor colección de arte de la Iglesia Católica Romana:

  • La Capilla Sixtina, debe su nombre al papa Sixto IV. Los frescos de la bóveda son obra de Miguel Ángel, que tardó cuatro años en pintarlos. Ofrecen varias historias del Génesis, y destaca la Creación de Adán. Sobre el altar mayor se encuentra El Juicio Final, obra maestra de Miguel Ángel.
  • Museo Chiaramonti, alberga más de mil estatuas y bustos romanos.
  • Museo Egipcio, contiene las piezas adquiridas por los papas donde destacan los sarcófagos del siglo III a.C. y las estatuas en basalto negro de la Villa Adriana.
  • Apartamento Borgia, encargado por el papa Alejandro VI Borgia, sirven de exposición de la Colección de Arte Religioso Moderno.
  • Galería de los Mapas Cartográficos, en sus paredes están pintados cuarenta mapas geográficos de las regiones italianas y las posesiones de la Iglesia.
  • Museo Etrusco, fundado por el papa Gregorio XVI contiene jarrones, bronces y joyas de oro de la civilización etrusca.
  • Museo Gregoriano Profano, establecido por Gregorio XVI, contiene obras griegas y romanas desde el siglo I hasta el siglo III.
  • Apartamento de Pío V, encargado por el papa Pío V, expone tapices flamencos de los siglos XV y XVI, cerámicas medievales y renacentistas, y mosaicos en miniatura.
  • Museo Histórico – Pabellón de Carrozas, creado por Pablo VI, muestra sillas de montar, vehículos utilizados por varios papas y la primera locomotora de la Ciudad del Vaticano.
  • Museo Pío Clementino, construido por el papa Clemente XIV y Pío VI para reunir las obras griegas y romanas más importantes que se conservan en el Vaticano.
  • Estancias de Rafael, los apartamentos del papa Julio II fueron decorados por Rafael y sus discípulos.
  • Galería de los Candelabros, exhibe estatuas romanas copias de originales griegos y candelabros del siglo II d.C.
  • Galería de Tapices, se exponen tapices flamencos creados entre 1523 y 1534.
  • Museo Etnológico, inaugurado por Pío XI, recoge obras de arte de las misiones pontificias del mundo.
  • Museo Pío Cristiano, fundado por Pío IX, alberga antigüedades cristianas desde el siglo VI.
  • Patios del Vaticano, donde destaca el enorme pino de bronce de casi cuatro metros de altura.
  • Pinacoteca, encargada por el papa Pío XI para reorganizar la colección de pinturas que va desde la Edad Media hasta el siglo XIX, expuesta cronológicamente en dieciocho salas.
  • Sala de la Biga, dominada por el carro tirado por dos caballos de mármol realizado en el siglo I d.C.
  • Sala Sobieski y de la Inmaculada, ambas salas albergan obras del Ottocento italiano.

Castillo Gandolfo

Residencia imperial situada en la colina que domina el lago Albano.

Los Jardines del Vaticano

Lugar de descanso y meditación del Papa desde 1279.

Los Palacios del Vaticano

Ya a finales del siglo XIII empezaron a construirse algunos edificios que darían lugar al primer núcleo de Palacios del Vaticano.

Para evitar largas colas, es recomendable comprar las entradas online.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Para seguir navegando, por favor, acepta el uso de estas cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar