El Trastevere es un barrio bohemio, situado en el corazón de Roma, a orillas del río Tíber, cuenta con siglos de historia.

De día

Es perfecto para pasear y descubrir sus bonitos rincones, llenos de un encanto especial. Se puede visitar la plaza de Santa María en Trastevere con la Basílica del mismo nombre, el Palacio de San Calixto, la iglesia de Santa Cecilia o la iglesia de San Francesco a Ripa. No hay que perderse la colina del Gianicolo, con una buena panorámica de la ciudad desde donde todos los días a las 12 se dispara un cañón.

La isla del Tíber conecta el barrio de Trastevere con el ghetto judío a través del Puente Fabricio, el más antiguo de la ciudad que todavía sobrevive, y el Puente Cestio.

De noche

Especialmente los fines de semana, el barrio se llena de jóvenes y no tan jóvenes, de romanos y turistas.

¿Sabías que es punto de encuentro conocido por la “movida romana”?

Hay un montón de restaurantes para todos los gustos y bolsillos, en los que degustar algunos de los productos típicos italianos. Que no falten la pasta, los embutidos, los quesos, la pizza ni los helados, especialmente los de Fior di Luna, en Via della Lungaretta, 96. A mí me gusta la Taverna Trilussa, pero también te proponemos Da Enzo al 29 o Da Giovanni en Via della Lungara, 41, si tu presupuesto es ajustado. No te olvides de reservar!

No te pierdas la animación del Trastevere!

Utilizamos cookies propias y de terceros. Para seguir navegando, por favor, acepta el uso de estas cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar