¿Has oído hablar del Itsmo de Curlandia?

Se trata de un Parque Nacional declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta estrecha península, de 98 km de largo y entre 0,4 y 4 km de ancho está dividida entre Lituania y Rusia. Es un ecosistema lleno de dunas de arena que lucha contra la erosión.

Desde Lituania, la única forma de llegar al Istmo de Curlandia es en ferry. Desde la antigua terminal de la ciudad de Klaipéda, salen los ferry para pasajeros y bicicletas, y desde la nueva terminal salen los ferry para vehículos, pasajeros y bicicletas.

El ferry llega a Smiltynè, al norte. Una vez allí, es posible moverse en coche, en autobús o en bicicleta, perfecta para recorrer el Istmo. Es posible alquilarlas en Nida, pero es mejor traerla desde Klaipèda.

Una carretera de aproximadamente 50 km, bastante solitaria, ya que el Istmo apenas está poblado, conecta Smiltynè pasando por varias aldeas hasta llegar al bonito pueblo de Nida.

A lo largo del camino se puede disfrutar de la playa de Smiltynè, de los bosques de pinos, del mar Báltico, de la laguna de Curlandia, de las magníficas dunas, como Parnidis, con 50 metros de altura.

La ciudad de Klaipèda está situada a aproximadamente 3 horas en coche de Vilna. Tiene dos bonitas playas al norte, Giruliai y Melnragė.

Para más información sobre el Istmo de Curlandia.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Para seguir navegando, por favor, acepta el uso de estas cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar