¿Sabías que alrededor del 90% de la tierra de Namibia sigue siendo hábitat natural?

Namibia, situada al suroeste del continente africano y bañada por el Océano Atlántico, es un país relativamente nuevo, que consigue su independencia en 1990. Es el primer país de África que incluye la protección del medio ambiente en su Constitución.

El territorio está dominado por la sabana y las arenas del desierto, al este el desierto de Kalahari y al oeste el desierto del Namib, el cual es posible que sea uno de los más antiguos e inhóspitos del mundo, donde los animales y las plantas se han adaptado a las duras condiciones climáticas para poder sobrevivir.

En la costa de Namibia las lluvias son escasas, y es que el agua fría, consecuencia de las corrientes que vienen de la Antártida, no produce la evaporación que se necesita para formar nubes de lluvia.

A pesar de este clima árido, la flora y la fauna se han adaptado de manera extraordinaria.

Los elefantes del desierto pueden pasar varios días sin beber agua, y sobrevivir gracias a la humedad que encuentran en la vegetación que comen.

En el desierto del Namib encontramos la espina de camello, un árbol cuyas raíces son muy profundas porque van en busca de agua, y la Welwitschia Mirabilis, una planta endémica de Namibia y el sur de Angola, muy resistente. Es una planta muy longeva, se dice que su esperanza de vida es de 1.000 años. Consta de dos hojas y una sola raíz muy larga.

Namibia es un país de contrastes, donde todo es extremo, donde la naturaleza es única y espectacular, lleno de áridos paisajes, enormes dunas y una inmensa sequedad. No te lo pierdas!!!

Otros blogs relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros. Para seguir navegando, por favor, acepta el uso de estas cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar