En este post queremos ofrecerte el mejor recorrido para descubrir los principales puntos de interés de Roma a lo largo de tres días.

Día 1

Nuestro primer día en la ciudad de Roma te proponemos comenzar en el Anfiteatro Flavio, conocido como el Coliseo, que debe su nombre a una estatua colosal situada cerca. Es el anfiteatro más grande del mundo. Tenía capacidad para 55.000 espectadores y en él se celebraban los combates de gladiadores y los Juegos Romanos.

La entrada al Coliseo permite visitar el Palatino y el Foro Romano, el que fue centro de la vida política y comercial de Roma.

Después tomamos Via dei Fori Imperiali para llegar al Mercado de Trajano. Fue el primer centro comercial cubierto de la historia que contaba con más de 150 locales comerciales. Actualmente alberga el Museo de los Foros Imperiales.

Seguimos el recorrido hasta la Boca de la Verdad. Se trata de una tapa de alcantarilla de la antigua Roma situada actualmente en la fachada de la Basílica de Santa María en Cosmedin. Cuenta la leyenda que las mujeres acusadas de adulterio que ponían su mano derecha en la “boca” veían sus dedos cortados si habían mentido.

A continuación atravesamos la Isla Tiberina para llegar al barrio Trastevere, donde finalizamos nuestro primer día. El barrio está lleno de restaurantes y lugares de interés, como la plaza de Santa María en Trastevere con la Basílica del mismo nombre, el Palacio de San Calixto y la iglesia de Santa Cecilia.

Día 2

Hoy empezamos el día en la Plaza del Popolo, donde las tres arterias principales del centro histórico de Roma confluyen. Destacan las dos iglesias gemelas de Santa María de los Milagros y Santa María de Montesanto, las dos fuentes obra de Valadier y el Obelisco Flaminio, el más antiguo de la ciudad.

A escasos metros nos encontramos con el Parque Villa Borghese, que rodea la Villa del mismo nombre. Es un sitio magnífico para pasear y disfrutar de bonitas vistas de la ciudad, por ejemplo desde la Terraza del Pincio.

Después tomamos Via Condotti, Via del Corso y Via Frattina para descubrir las tiendas de lujo y los talleres de artistas. Y disfrutar de la concurrida Plaza de España y su bella escalinata de mármol travertino, a cuyos pies se encuentra la Fontana della Barcaccia, obra de Bernini.

La siguiente parada es la famosa Fontana de Trevi, en el centro Neptunoflanqueado por dos tritones. No olvides echar una moneda si quieres regresar a Roma.

Desde allí nos dirigimos a El Panteón, que destaca por la cúpula y su “oculus”, apertura circular que ilumina el interior del edificio. En caso de lluvia, el agua cae desde el óculo y desaparece a través de los 22 orificios situados en el pavimento.

A continuación vamos hasta la Plaza Navona, que actualmente acoge a artistas y pintores, donde encontramos además la Iglesia de Santa Inés en Agonía y la Fuente de los Ríos.

Y terminamos nuestro recorrido en el Castillo de Sant’Angelo, situado frente al río Tíber. Fue antigua residencia papal y cárcel para presos, pero actualmente alberga una colección de cerámica y obras menores de pintura y escultura. Desde su Terraza del Ángel ofrece unas magníficas vistas de la ciudad de Roma.

Día 3

Nuestro último día en Roma empezamos la visita en El Vaticano. Es muy recomendable comprar las entradas con antelación, para evitar largas colas. En esta ciudad-estado, se encuentra la Basílica de San Pedro, la magnífica Capilla Sixtina y varios museos: la Biblioteca Vaticana, el Museo Chiaramonti, el Museo Gregoriano Etrusco, el Museo Pío Clementino y la Pinacoteca, entre otros.

Después tomamos el metro hasta San Giovanni para contemplar la Basílica de San Juan de Letrán, una de las iglesias más impresionantes de la ciudad cuyo interior fue transformado por Borromini. Destaca el claustro, con bellas columnas retorcidas y decoración Cosmati.

Nuestra siguiente parada es la Basílica de San Clemente, que alberga en su interior varios tesoros, el mosaico del Triunfo de la Cruz, del siglo XII y los frescos de la Capilla de Santa Catalina.

Como Roma es la ciudad de las iglesias, terminamos la visita en la Basílica de Santa María La Mayor, la más importante de las iglesias romanas dedicada a la Virgen.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Para seguir navegando, por favor, acepta el uso de estas cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar